12/2/12

Sobre oposiciones y temario

Está la cosa que arde; pero sobre todo, desde que el Ministerio ha "cambiado" el Temario. "Cambiado"?? Parece que no; sólo ha mantenido el que llegó a ser mayor de edad, con sus 18 años de vigencia. Un temario con el que se examinaron maestros y profesores de Secundaria hasta 2010 y por el que nadie levantaba queja alguna. Un temario que no toca, en el caso de la Lengua Extranjera, aspectos relacionados con las nuevas metodologías, los planes de bilingüísmo llevados a cabo en distintas comunidades o aspectos claves en la enseñanza de lenguas como puede ser el Marco Europeo, el papel de las competencias LOE o la integración de contenidos y lengua (CLIL).

La Junta de Andalucía, anda, me da a mí, acongojada (por no usar el término "acojonada"). ¿Por qué? Sencillo: ha convocado más plazas de las que puede. Es decir, gasta más de lo que se le permite; va de farol. Propone un número de plazas que sabe, de antemano, que va contra lo permitido. Y ahí andamos, en ese punto canalla en el que los que pierden son sólo los que se están dejando el pellejo estudiando. (Ya fue de farol el curso pasado planteando un grave problema al gobierno central que tuvo que "tragar" dejando que convocara un elevadísimo número de plazas con respecto a lo que podría, con el argumento del incremento de población en Andalucía).

El temario del 93 está obsoleto; en efecto, las obras de Shakespeare serán las mismas. Pero el enfoque que hay que dar a su tratamiento en el aula no es el mismo de hace veinte años, ni por asomo. Pero, en opinión de este humilde currante, es mejor temario que el aprobado en noviembre. No se puede dejar al "gusto del consumidor" la selección de obras o incluir de manera excesiva contenidos de otras asignaturas para LE cuando no permites, de manera torticera, que graduados con un nivel de inglés y preparación más que sobrada para dar clase en Primaria "en inglés" accedan a los grupos bilingües.

El Gobierno central del PSOE aprobó unos temarios el mismo día en el que se iba. ¿Cómo se puede ser tan malo? Después de ocho años de gobierno hacen lo que se esperaba de ellos: dejar para el último día algo tan importante como el futuro de los opositores; y con éste, el futuro de nuestros alumnos y nuestros hijos.

Y ahora viene el Ministro de Educación, con las ideas no claras, sino más todavía. Y dice que no le gusta el temario, o como se quiera interpretar. Y razones no le faltan. Sólo tendríamos que volver a los comentarios en foros, FB, Twitter,... de cientos, miles de opositores que rajaban del temario nuevo diciendo que estaba hecho, entre otros comentarios, por alguien que ni había dado clase, ni tenía que estudiarlo, ni tampoco tendría que elaborarlo.

Cambiar el temario ha supuesto un varapalo notable para los opositores "nuevos"; y su vuelta, un alivio enorme para los que ya llevaban muchos años estudiando. Ellos no se quejan; sacan de las carpetas todos los resúmenes y temas coloreados que les levantan el ánimo ahora y los acercan más hacia la tan ansiada meta.

La oposición a docentes tiene que sufrir un cambio enorme: desde el tipo de examen a la fase práctica. El examen ha de tener un temario establecido por expertos en las distintas disciplinas que combinen en el mismo la necesidad de conocimientos mínimos por un profesor de Secundaria con lo que realmente va a necesitar para su actividad docente: calidad en los métodos a llevar en el aula. La fase práctica tendría que ser supervisada de manera real y el papel de los profesores expertos en los centros tomar una relevancia clave.

Y termino con los temarios. ¿Por qué no se plantea el Gobierno y las distintas comunidades autónomas la publicación de los temarios? De esta manera, los temarios no dependerían de las academias sino que tendrían siempre los contenidos esperados, cubrirían las expectativas de la administración y facilitaría mucho más la corrección a los miembros de los tribunales.

No se puede jugar con la vida y el futuro de los futuros docentes; como dice hoy J.E. Cabrero en www.ideal.es, "un peón bien llevado puede llegar a ser una reina".

Common Ground, allá vamos!

Mi nueva tarea en CommonGround

Me honra presentaros mi nueva tarea. Tengo el honor de presentaros mi nuevo trabajo con Common Ground (ya hace 12 años desde que colaboré...